La campaña chilena

El pasado viernes realizamos un Beers&Politics donde Francesca Parodi, nos explicó la campaña chilena y lo que ella observó in situ desde allí. Os adjunto un breve resumen:

En primer lugar, es interesante analizar a la coalición de la Concertación. En el proceso de elección del candidato hubo precandidatos, como por ejemplo José Miguel Insulza o Ricardo Lagos, pero finalmente, sin realización de primarias, fue Eduardo Frei el elegido, ex-presidente entre 1994 y 2000. La Concertación estaba fracturada, con corrientes críticas internas y con un candidato poco valorado en la opinión pública.

De la Concertación salieron dos candidatos más, escindiéndose. Uno de ellos fue Marco Enríquez-Ominami. Este cineasta y joven político decía representar los valores progresistas y quería un cambio en la Concertación. Al no poder luchar en primarias contra Frei, fundó su propio partido. Su target electoral es el electorado de izquierda desencantado con la concertación. Potenció sus defectos convirtiéndolos en atributos diferenciadores de sus oponentes, y humanizándose. Por ejemplo sus innovadores anuncios con escenas de la serie Lost en las franjas (espacios electorales muy seguidos en Chile) y banalizando la política que hasta entonces se hacía en Chile. Se dice que ésta no era su campaña, sino que se prepara para ser presidente en las elecciones de 2014.
El otro candidato fue Jorge Arrate, que salió de la Concertación para presentarse por el partido comunista.

La campaña de Frei (Vamos a vivir mejor – Todos por Chile, todos por Frei) fue muy cambiante, con tres directores de campaña, lo que mostraba los continuos cambios de rumbo en la campaña electoral.
En un primer momento se intentó esconder al candidato y potenciar a la presidenta Bachelet (en las primeras franjas él no aparece). Ese fue un gran argumento de Ominami, ya que MEO decía ser también un heredero de Bachelet, que había estado en el mismo partido pero que se presentaba por sí mismo. La campaña de Frei también ninguneó a Ominami, lo que causó finalmente un efecto negativo.

Para la campaña en primera vuelta, los tres candidatos de la Concertación, especialmente Frei y Ominami, se enfrentaron entre sí, dejando llano el camino al candidato conservador, Sebastián Piñera. Contra él se intentaban argumentos en su contra, por ejemplo decir que era millonario y heredero del pinochetismo. Sin embargo, ambos argumentos fueron prontamente desechados. En primer lugar porque todo el mundo ya sabía que era millonario (ya se lo reprocharon en la campaña contra Bachelet de 2005), en segundo lugar, fue de uno de los políticos conservadores que votó contra Pinochet en 1988.

La campaña de Piñera tuvo un tono alegre. También Internet sirvió como herramienta, al avanzar por la red todos los anuncios de la franja y todas las noticias destacadas. En Chile es muy importante la participación de las familias de los candidatos, y en ésto la familia de Piñera siempre estuvo muy atenta.

Al llegar la segunda vuelta cambia el tono de la campaña. Los dos candidatos finalistas, Piñera y Frei, buscan nuevos votos, especialmente los votos de Marco. Éste da libertad a sus votantes, y hasta 24 horas antes de las elecciones no da su apoyo (sin nombrarlo en ningún momento) a Frei.
El candidato de la Concertación empieza a verlo todo perdido y es entonces cuando empiezan a dimitir ministros y portavoces para apoyarle (a diferencia de España, los cargos públicos dejan de aparecer en los actos de partidos mientras sean cargos públicos).

Sin embargo, los errores en la campaña, la división de los votantes de izquierda, las ganas de cambio tal vez y una buena campaña del candidato conservador, hacen que Piñera gane las elecciones y sea el próximo presidente de Chile.

Curiosidades de la campaña:
– El gesto loser de Frei. Frei hacía el símbolo de una L, queriendo significar su nariz, pero en idioma de signos significa la L de Loser. El símbolo tuvo mucho impacto y fue un gran éxito entre sus simpatizantes. Fue algo parecido al gesto de la ceja de Zapatero en las generales 2008 en España.
– Incorporación de homosexuales a la franja de la derecha y frase final de Piñera. Fue la primera vez que un candidato conservador hacía un guiño a posiciones más de centro, desmarcándose de otros socios de coalición como la UDI. Es el primer spot, pero ojo a la última frase:

– Imitación de spot de Mastercard de Frei e acciones legales de estos contra su comando

– Ciberactivismo . Las campañas paralelas de activistas anti-candidatos fueron numerosas. Unos ejemplos: Frei no more (Faith No More), Piraña 2010 (Así me compro Chile)
– Copias Piñera: Logo Piñera y Lula es el mismo – Discurso de ZP
– Música en la campaña. Constante en la campaña, al contrario que en otros países
– Vídeos constantes y diversos, lo mismo que los carteles en las calles. En un barrio se pueden encontrar unos y en otros barrios otros, buscando la máxima segmentación.

Artículos recomendados:
– El triunfo de la política reality, de Luís Ramírez
– Campaña web en Chile, de Augusto Erbin (parte I y II)
– El momento de reconocimiento personal, de Sebastián Bertrán

Ver vídeos en http://www.xavierpeytibi.com/2010/01/31/la-campana-chilena/

 

Comments are closed.