Daniela Valencia

Daniela Valencia es Consultora en comunicación política. Socia-Directora de Abella & Valencia.

Contacto:

Twitter: @dany_svalencia
Email: daniela@abellayvalencia.com  
Web: www.abellayvalencia.com
 
En nuestra web:

Lee sus artículos
Mira sus contenidos

 

Más información sobre ella en la entrevista inferior.

¿A qué te dedicas?

Soy directora de Comunicación de Abella y Valencia, la firma de consultoría hispanomexicana que mi socio, Carlos M. Abella y yo fundamos hace ya seis años.

¿Cómo te formaste?

Si hablamos de educación formal, pues soy licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con área terminal en Comunicación Política, y cuento con dos diplomados: uno en Marketing Político por la misma universidad y otro en Desarrollo de Capacidades de Mando por el ICAMI. Ahora bien, yo siempre digo que más que encontrar mi vocación, mi vocación me encontró a mí desde niña. Mi formación en medios de comunicación comenzó a los 11 años, cuando tuve la oportunidad de ser locutora de radio en un programa infantil con cobertura estatal en Oaxaca, de donde soy, así que yo empecé a conocer la dinámica de los medios de comunicación jugando a hacer radio. Después, ya de adolescente, antes de comenzar la universidad repetí como locutora en la misma estación y en esta etapa me tocó salir al interior del estado a hacer reportajes. Después, a mitad de la carrera ya en la Ciudad de México comencé a trabajar como reportera en una revista política, ascendiendo en poco tiempo a jefa de información y luego como editora. Posteriormente me invitaron a ser Jefa de Proyectos Especiales en la Dirección de Comunicación de la Conanp, cartera de medio ambiente del gobierno federal. Todo esto a la par de que terminaba mis últimos semestres de la licenciatura, por lo que mi formación académica estuvo fuertemente acompañada con formación práctica, no como becaria sino en puestos de responsabilidad. Esto para mí fue fundamental para dar el salto hacia la consultoría política ya desde mi propia empresa.

¿Cómo llegaste a ser consultora?

Después de concluir mi ciclo en la Conanp y ya fuera de la facultad, me dediqué un tiempo a ser consultora freelance, los contactos que había logrado en mis anteriores etapas me ayudaron a dar ese salto, porque para mí la prioridad era ser dueña de mi propio tiempo y explotar mi potencial de diseñar estrategias de comunicación para terceros con mayor libertad que la que te permite trabajar en gobierno. Al poco tiempo, un conocido en común de Carlos y mío fue el que nos dio la idea de asociarnos para crear una firma de consultoría. Le estaremos eternamente agradecidos porque ha sido una de las mejores decisiones de nuestras vidas. Así nació Abella y Valencia, de una plática de café en la colonia Condesa en la Ciudad de México a una firma de consultoría política en Investigación Social y Comunicación que va encaminada a su séptimo año. He de decir que mi experiencia anterior como reportera y como parte de una dirección de comunicación gubernamental fueron fundamentales para entender de manera más integral la dinámica de la comunicación política de nuestros tiempos.

¿Cuáles son las cualidades imprescindibles que tiene que tener un buen consultor?

Primero que nada, saber escuchar. Un consultor nunca llega a una primera reunión con respuestas, sino con muchísimas preguntas. Aunque hay un ABC básico muy definido para cualquier proyecto de comunicación política (investigar a fondo, diseñar estrategia y dar seguimiento), hay que estar muy conscientes de que cada proyecto y cada cliente es único, por lo que primero toca es empaparse del contexto y para eso hay que callar, ver y escuchar atentamente.

La comunicación asertiva es otra cualidad imprescindible. A los consultores, como profesionales externos nos pagan por decir lo que no se quiere oír, lo que los asesores del actor político no le dicen tan fácilmente por haber una relación laboral jerárquica o por compartir ideología e identidad partidista. Nuestra responsabilidad es situar al cliente desde una visión externa y que, por lo tanto, tiende a ser más objetiva. Es por ello que el estilo de comunicar debe ser siempre respetuoso pero claro y directo. Así es como realmente les somos útiles a quienes confían en nosotros el manejo de su reputación.

Una tercera debe ser la discreción, entender que el protagonista es el cliente o clienta, no el consultor. Servimos más y mejor si asimilamos que durante la ejecución de los proyectos nos toca quedarnos tras bambalinas. Ya después vendrán las premiaciones que dan los gremios del sector para reconocer el trabajo bien hecho, o las entrevistas o participaciones académicas para hablar de algún caso específico en el que el cliente de autorización para abordarlo desde esta otra perspectiva, pero durante la campaña o proyecto debemos ser sombras.  

¿Qué consejo les daría a quien quiere iniciarse con éxito en el sector?

Que busque mentores y mentoras, siempre es más fácil empezar en este camino cuando tienes una guía, cuando escuchas las experiencias de quienes ya tienen mucho tiempo en este sector, tan apasionante y a la vez tan arduo.

Otra cosa es que siempre deben seguir formándose, un buen consultor o consultora debe estar leyendo constantemente, ser un devorador de noticias, mostrar una interminable inquietud por querer aprender y actualizarse, porque la comunicación política del siglo XXI es vertiginosa, dinámica, y dar consultoría en este sector exige mucho compromiso y, sobre todo, rigor metodológico a la hora de diseñar estrategias. Que tengan muy presente que no somos “gurús”, término del que en este medio varios gustan y que me parece falto de seriedad. Los consultores políticos somos simplemente profesionales que aplicamos conocimientos de las ciencias sociales con el objetivo de ayudar a los diversos actores políticos a lograr sus objetivos, comunicando eficazmente y con la responsabilidad ética de ayudar al fortalecimiento de las democracias.  

¿Un libro?

No pienses en un elefante de George Lakoff, cualquiera que se dedique a esto debería tenerlo como uno de sus libros de cabecera.

¿Una película o serie?

Serie, Juego de Tronos, soy una enganchada total que sigue sin creer que tendremos que esperar hasta 2019 para el final de la saga.

Película, pues todas las que presentan como protagonista a una mujer fuerte que rompe estereotipos y que decide ser dueña de su destino a pesar de la adversidad me parecen dignas de dar como referencia, porque hay un desbalance absoluto en la industria cinematográfica y necesitamos más referentes de heroínas con perspectiva feminista que nos ayuden a cambiar el chip. En esta ocasión nombraré el documental de Las Sufragistas de Ana Cruz, para el que precisamente escribí una reseña en Beerderberg hace dos años y que cada que doy clases en México a mujeres políticas recomiendo, porque la heroína, Eufrosina Cruz es de carne y hueso, quien se rebeló cuando le negaron su derecho a ser presidenta municipal en su pueblo en la sierra de Oaxaca, y terminó siendo la primera mujer presidenta del Congreso Local.  

¿Un bar?

El Pata Negra en la Ciudad de México.

¿Un hobby?

El yoga

¿Una cerveza?

Mi corazón está dividido en dos: Noche Buena y Estrella Galicia.

¿Una ciudad para perderse y hacer turismo político?

Washington DC

¿Un momento histórico que te hubiese gustado vivir?

Hay tres entre los que me es difícil decidirme: el discurso de Martin Luther King delante del monumento de Abraham Lincoln, el discurso de Clara Campoamor por la defensa del voto femenino en las Cortes españolas y el Primer Congreso Feminista que organizó en Yucatán la emblemática sufragista mexicana Elvia Carrillo Puerto.

¿Un líder histórico al que te hubiera gustado conocer?

Los tres anteriores sumándole a Nelson Mandela y Cleopatra.

¿Estás en alguna asociación de comunicación política?

Por el momento no.

¿Qué especialidad ofreces a tus clientes?

Como consultora a nivel personal me especializo en mediatrainig, storytelling y speechwriting, ahora, el equipo de Abella y Valencia es multidisciplinario y ejecutamos campañas y proyectos desde una perspectiva más completa.

¿Cómo pueden contactar contigo?

Por correo electrónico o twiter: daniela@abellayvalencia.com y @dany_svalencia

 

 

Autor/creador

Be the first to review “Daniela Valencia”