Toma de posesión

2006-12-01 - Felipe Calderón


Más tarde me presentaré ante el Congreso de la Unión para rendir la protesta constitucional, tal como lo establece el Artículo 87 de nuestra Carga Magna.

Apelo al respeto a la envestidura del Congreso, a la necesidad de fortalecer la vida institucional de México y al patriotismo de los legisladores para que todo se haga con pleno respeto a la Constitución.

No ignoro la complejidad del momento político que vivimos ni nuestras diferencias, pero estoy convencido de que hoy debemos poner punto final a nuestros desencuentros y a partir de ahí, iniciar una nueva etapa que tenga como único objetivo anteponer el interés nacional por encima de nuestras diferencias.

Deseo que la ceremonia de toma de protesta esté apegada a la ley y al respeto de todos y cada uno de los mexicanos que con su voto han dado lugar a esta nueva etapa que hoy inicia.

Estoy asumiendo la Presidencia de la República y con ésta el mandato legítimo de servirte por los próximos seis años y ser Jefe de Estado y Jefe de Gobierno.

Sé de la complejidad de las circunstancias en que estoy recibiendo el Gobierno de México, por eso desde hace unos minutos he ordenado a mi Gabinete recibir del gobierno saliente las secretarías, cuyo funcionamiento continuo es indispensable, las tareas más urgentes para que la acción de Gobierno no se detenga.

Igualmente, del Presidente Vicente Fox recibí la Bandera Nacional como símbolo de responsabilidad que se transmite para seguir trabajando por todos y cada uno de ustedes.

Como mexicano quiero expresar mi más sincero agradecimiento a Vicente Fox, quien acaba de cumplir su mandato con lealtad, honestidad y trabajo para el bien de México.

Acepto el compromiso de ser el Presidente de todos los mexicanos sin distingo, sin importar su preferencia política, la religión que profesen, su origen étnico, su condición de género, su nivel de ingreso, su posición social o el lugar donde vivan en nuestro querido país.

Hoy concluye un largo camino e inicia otro.

Invito a todos los mexicanos a construir un nuevo capítulo de la historia nacional.

Yo creo en un México ganador, fuerte y seguro de sí mismo, orgulloso de sus riquezas naturales y de su historia, de su cultura, de su identidad y, sobre todo, fortalecido con el carácter invencible de su gente.

México que es capaz de superar las adversidades y lograr para todos, un futuro diferente y mejor.

Desde mi Gobierno seré el primero en demostrar con acciones que ese México distinto, es posible.

A eso los invito, a construir un México distinto y mejor, un México ganador.

Les agradezco mucho su atención y hasta pronto.