Gestión de medios: el talón de Aquiles de los Gobiernos 08/05/2018 – Posted in: Monográficos

NATALI BECERRA

La política así como el mundo ha cambiado y junto con ella se ha dado paso a nuevas formas de hacerla, de vivirla y de comunicarla. La comunicación política abarca muchas aristas que son totalmente explotadas y exploradas en un proceso electoral, que si se conecta con el electorado por medios de redes sociales, que si más efectivo generar impacto  por medio de la opinión pública, se tiene (en el mejor de los casos) expertos en comunicación afinando detalles de cada palabra e imagen que será expuesta en medios de comunicación; en fin se mueven todas las fichas para movilizar al votante a favor de nuestro candidato, pero, ¿Qué pasa cuando se ha ganado la batalla pero no la guerra, cuando desde gobierno no sabemos comunicar?

En primer lugar es primordial y básico entender que así como se necesita un abogado experto, un asesor político con sentido y agudeza, es igualmente importante que la persona que maneje la relación con los medios de comunicación sea alguien con experiencia probada y que entienda que la gestión mediática es estratégica.

Hace algún tiempo escuche una frase que me sonó graciosa y un poco ególatra para los que somos relacionistas públicos, “Nunca te pelees con un relacionista porque así como te puede elevar te puede hundir”, pero haciendo un análisis de esta afirmación no es algo muy alejado de la realidad y no por el hecho de que los relacionistas seamos seres súper poderosos o intocables sino porque la comunicación y gestión de medios  de un gobierno en la manos equivocadas definitivamente puede ser catastrófico.

Después de varios años en el trabajo diario y constante con medios de comunicación he entendido que la relación medio – gabinete de prensa, así como muchas otras es un ganar – ganar, la información que estoy ofreciendo debe ser de interés y de contenido noticioso relevante, penosamente aún veo que existen quienes ostentan cargos públicos y creen que son el centro del universo y emiten comunicados de prensa por cada paso que dan esperando que los medios estén atentos a su respiración. Recuerdo que en alguna ocasión una amiga periodista se quejaba de los relacionistas públicos que en lugar de facilitar el acceso a información la entorpecían, justamente por el hecho de que se informaba lo que se creía importante mas no lo que realmente era importante.

La función básica de un gabinete de prensa es gestionar y contribuir para que la presencia y percepción de la institución o gobierno  en la agenda de los medios informativos sea favorable y positiva,  de tal manera que debe darse mucho énfasis a la conformación del gabinete de prensa, el cual debe ser multidisciplinario para adaptarse a los nuevos medios de comunicación y a los nuevos hábitos de consumo de información de nuestras sociedades.

Los gabinetes de prensa tienen además la función vital de ser un vínculo entre los medios de comunicación y los gobernantes, es por eso que las personas encargadas de construir esa relación, misma que debe ser pensada a largo plazo, debe cumplir con ciertos requisitos básicos que le permita afianzar esos lazos y ser eficaz en el “intercambio” de información. El gabinete de prensa debe trabajar firmemente para ofrecer información de manera ética, adecuada, clara y auténtica, para cimentar una consonancia con los medios.

Los gobiernos locales en específico suelen dejar este trabajo en manos inexpertas o se limitan a entregar una agenda de números telefónicos a una secretaria que será la encargada de llamar en innumerables ocasiones para realizar convocatorias a coberturas y ruedas de prensa, dejando totalmente al azar el mensaje que se dejará a los periodistas y que seguramente al día siguiente será el titular que leerán o verán en sus televisores los ciudadanos.

Las apariciones mediáticas deben ser analizadas y estructuradas de manera estratégica y concienzuda, buscando un solo objetivo: dejar un mensaje claro y fuerte.

Si bien a los medios de comunicación se les brinda información periodística no hay que olvidar que también son formadores de opinión y por lo tanto son un excelente conducto para visibilizar el trabajo, la gestión y la aplicación de las políticas que favorecen a quienes nos debemos y sobre todo monitorean el trabajo de sus gobernantes de manera continua.

Para conseguir estos espacios noticiosos y competir de manera efectiva con los otros cientos de noticias que día a día llegan a los periodistas existen varias herramientas que facilitan el manejo de la información, tales como: boletines de prensa, ruedas de prensa, entrevistas, comunicados, ayudas memoria, convocatorias, etc. Todos estos muy valiosos y que se deben saber utilizar de acuerdo al contexto y al tipo de información que se va a difundir, sin embargo en la actualidad con la rapidez que se mueve la información es indispensable contar con salas de prensa virtuales, en las cuales la información debe ser muy dinámica y actual, los contenidos deben moverse a la velocidad que se mueven las redes sociales para poder así convertirse en fuente primaria de información.

En la actualidad en un país como Ecuador, las redacciones de los medios escritos y los equipos de de televisión y radio se han visto reducidos por la crisis económica que vive el país en general y cada vez es más difícil que haya personal para realizar coberturas de eventos o actos fuera de las instalaciones del medio, por lo que los gabinetes de prensa se han convertido en fuentes fundamentales como proveedores de información de calidad.

Beatriz García en su texto Gabinetes de prensa como principal fuente documental de los medios de comunicación, dice que: “Los periodistas toman a los gabinetes de comunicación como fuente importante ya que les provee de información abundante, sin que les requiera moverse de sus medios. Además, los periodistas valoraban positivamente el trabajo del gabinete, especialmente el potencial para la información que es entregado en las notas de prensa, aun indicando que tenían menos datos de los que estos esperaban para realizar sus informaciones. Es decir, que consideraban al gabinete de comunicación una fuente importante y fiable para ellos”.

Por lo tanto, la relación con los medios de comunicación debe alimentarse día a día y para ello es necesario contar con profesionales de la comunicación para realizar una gestión de medios que responda a la estrategia política y de comunicación como un todo, sin importar el tamaño de una provincia o cantón es fundamental no escatimar esfuerzos para brindar siempre a los periodistas información sobre la labor realizada en favor de los ciudadanos, con lo cual se contribuirá a transparentar el trabajo y el servicio que se realiza.   

 

Natali Becerra es Consultora de Relaciones Públicas, Gestión de Medios y Comunicación Estratégica ( @nathybecerra)

Descargar en PDF

Ver el resto del monográfico “Comunicación local de Gobierno

 

« La comunicación municipal: la batalla por la identidad
La magia de conversar »