.

Sin pensarlo demasiado, se han creado una especie de reglas, desde el primer encuentro en 2008, para los Beers&Politics, nunca escritas (hasta ahora):

 

1. Hay un ponente (aunque alguna vez excepcional ha habido dos) y un tema central.

2. El orador habla unos 15 minutos, o los que él o ella quiera (hay quien habla 10 minutos, otros 60).

3. Se le puede interrumpir cuando se desee.

4. Se trata de una conversación, alrededor de una mesa de bar. No hay power point.

5. No hay fecha fija para los B&P. Se hace cuando podemos, nos apetece, tenemos tema o ponente, alguien nos lo pide…

6. El objetivo es conocernos y aprender sobre un tema en particular, tratado por un experto (aunque a veces se acaba hablando de cualquier cosa).

7. Una vez terminado (dura normalmente una hora), seguimos charlando unos con otros en la barra y conociéndonos.

8. Cualquiera puede venir o irse cuando quiera (hay quien sólo viene al final para charlar en la barra).

9. Ninguno de los organizadores habla demasiado, sólo para presentar al ponente, despedirlo o para hacerle alguna pregunta.

10. El ponente tiene las cervezas pagadas esa noche (si nos lo recuerda). Y sí, puede tomar otra cosa si quiere.

11. Intentamos no invitar a políticos o, al menos, que no ejerzan como tales en ese momento.

12. El objetivo es también descubrir de vez en cuando a nuevos talentos y a jóvenes con cosas para enseñarnos.

13. En Barcelona, se intenta hacer siempre en un bar del barrio de Gràcia (por vagancia de los organizadores).

14. La voluntad es que sea siempre un encuentro pequeño e informal (por eso se avisa con poco tiempo).

15. Si alguien quiere hacerlo en su ciudad, sólo tiene que ponerse en contacto con nosotros y lo hablamos. El requisito único es hacer un resumen del acto para compartir en la web lo que aprendemos.