Turismo Político en Londres 23/10/2017 – Posted in: Monográficos

ÀLEX COMES

Lluvia, niebla, cerveza, té, pasteles de carne, ginebra, la reina de Inglaterra, sus característicos taxis, cabinas rojas… son sólo algunos de los elementos que te vienen primero a la cabeza cuando hablas de Londres. Y es que estamos hablando de la ciudad europea con más visitantes en 2016 (19,8 millones), sólo superada a nivel mundial por Bangkok (21,5 millones).

Cuando hablamos de Londres, tal y cómo hemos visto en los datos anteriores, no sólo estamos hablando de una ciudad atractiva para turistas y viajeros, si no que estamos hablando de una de las ciudades más importantes a nivel mundial dentro del panorama político internacional.

Como en todas las ciudades, existen diferentes guías o rutas para conocer la ciudad, la ruta para turistas, la ruta para viajeros y, ahora, con este artículo a modo de guía, pretendo crear la ruta para los freaks de la política. Algunos de los lugares que voy a mencionar están en las guías más “mainstream” y son símbolos turísticos del país pero, otros, estoy seguro, que os van a sorprender. Además, a modo de apéndice, os sugiero una ruta de pubs con una alta carga de historia política.

Welcome to The City.

 

Ruta Monumental

Arrancamos nuestra guía con uno de los lugares más visitados en el mundo. A la orilla del Támesis, bajando en la estación de Westminster, se encuentra la famosa Abadía de Westminster, el templo religioso más famoso del mundo anglosajón y característico por ser el lugar de coronación y entierro de los monarcas ingleses. Además, esta abadía cuenta con el que es, probablemente, uno de los cementerios más célebres del mundo, con tumbas de la familia real, aristócratas y personajes ilustres, como Isaac Newton o Charles Darwin.

Dentro de la misma manzana, podemos encontrar el famoso Big Ben y el Palacio de Westminster. Este palacio es uno de los cuatro edificios de la ciudad que son Patrimonio de la Humanidad y es la sede de las dos cámaras del Parlamento Británico: la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes.

Saliendo de Parliament Square en dirección norte, y a escasos cinco minutos andando, se encuentra el 10 de Downing Street, la residencia oficial del primer ministro británico, actualmente ocupada por Theresa May y por Larry the Chief Mouser, un gato recuperado de la Battersea Dogs & Cats Home, para ocuparse de los roedores de la casa. Se suele pasear por las afueras así que, tal vez, si pasáis por ahí tenéis oportunidad de verlo.

Uno de los elementos menos conocidos del 10 de Downing Street, dentro de lo que cabe, es el búnker desde donde Winston Churchill comandó la II Guerra Mundial. Actualmente puedes recorrer los pasillos subterráneos, las habitaciones y los salones desde donde se planearon las estrategias militares para derrotar a los nazis.

Cogiendo el metro en Westminster y bajando en Green Park, tras un breve paseo, llegamos a la residencia oficial de la Familia Real británica desde 1837, Buckingham Palace. Sólo se permiten visitas por parte del interior ciertas semanas al año, aunque sus famosos cambios de guardia se realizan a las 12 horas todos los días del año.

De Green Park viajamos hasta High Street Kensington. Allí se encuentra el Palacio de Kensington, otra de las residencias oficiales de la Familia Real desde 1689. Uno de los principales reclamos es el apartado dedicado a Lady Di, una de los ilustres huéspedes del palacio.

Y ahora, dejando de lado los lugares turísticos más populares de la ciudad, entramos dentro de una ruta más alternativa. La primera parada, cerca del Metro de Charing Cross, es la casa de uno de los fundadores de los Estados Unidos, Benjamin Franklin. Franklin, vivió en Craven Street entre 1757 y 1775. Actualmente, el edificio alberga un centro científico y un museo sobre el trabajo y la vida de Franklin en sus años en la ciudad inglesa. Como dato anecdótico, se trata de la única residencia que se conserva del científico bostoniano.

Otro de los políticos americanos relevantes que tuvieron su residencia en Londres, más bien en Statford, a las afueras de la ciudad, fue Arnold Schwarzenegger. El exgobernador de California, residió algunos años en el 335 de Romford Road antes de empezar su carrera cinematográfica y política. La estación de tren más cercana, que no de metro, es Forest Gate. Si alguno de los que lee esto va a ir allí, por favor, decídmelo.

Desde California viajamos a Rusia. Mejor dicho, de Schwarzenegger viajamos a la KGB. Cerca de la estación de metro de South Kensington, encontramos el Brompton o London Oratory y Holy Trinity Church. Se tratan de dos de los sitios más utilizados por los espías rusos durante la guerra fría para reunirse con sus informadores y a modo de depósito de paquetes para el intercambio.

Pero una guía turística de Londres, no puede dejar de lado el pulmón de la ciudad, Hyde Park, para dejarnos caer por la estación de Marble Arch, concretamente en  Speaker’s Corner. Se trata de una zona donde se permite hablar en público y en el que, raramente, no hay una audiencia interesada. Se trata de un espacio utilizado, de manera habitual, por público desconocido, pero también ha tenido, y tiene, sus oradores ilustres, como Karl Marx, George Orwell o miembros de algunos partidos minoritarios, como el Partido Socialista de Gran Bretaña.

Y ya, para finalizar esta guía, visitamos dos lugares relacionados con el fin, pero de la vida, como son la tumba de Karl Marx, situada en el cementerio de Highgate y a la que se puede llegar en metro hasta Archway, y la tumba de la Dama de Hierro, Margaret Thatcher, que se encuentra en el Royal Hospital de Londres. Como dato curioso, muchos de los que fueron y son contrarios a las políticas aplicadas por Thatcher, crearon un movimiento el cual anima a la gente a bailar sobre la tumba de la expremier británica: “Dancing on Thatcher’s grave”. Si alguien se anima a mover la cintura, la parada de metro más cercana es Sloane Square.

 

Ruta de pubs

Y, por fin, hemos llegado a nuestra parte favorita. ¿Qué es Londres sin sus famosos pubs, sus pintas de cerveza, sus deliciosas ale y las sidras británicas? Ya te lo adelanto yo, nada.

Empezamos una ruta por los pubs con más historia política de la ciudad:

Pub Red Lion, Westminster

Situado a escasos metros del 10 de Downing Street, se trata de un pub que lleva sirviendo cervezas a los personajes más poderosos de la política de los últimos siglos desde 1733, aunque parece ser que ya hubo un local similar en 1434.

Pub Red Lion, Soho

Curiosamente, en el SoHo de Londres también existe un pub con una alta carga política. Se trata del lugar donde empezaron a reunirse Karl Marx y Friedrich Engels en la ciudad británica. Dentro de estas paredes se celebró el Segundo Congreso de la Liga Comunista y se empezó a redactar el Manifiesto Comunista.

El Blackfriar

El que seguramente es el pub histórico más conocido de Londres se encuentra cerca de la estación de Blackfriars. En 1527, se realizó el encuentro entre Enrique VII y una representación llegada desde Roma para escuchar las razones por las que solicitaba el divorcio con Catalina de Aragón. Viendo los resultados, podríamos sugerir que es el lugar donde nació la iglesia anglicana.

Pine Bar at the Millenium Hotel

Uno de los acontecimientos que llamaron la atención en 2006, fue el envenenamiento del miembro del servicio secreto ruso, Aleksander Litvinenko. Los datos señalan que el culpable puso polonio a la taza de té verde del espía.

Granita. 129 Upper Street

En el verano de 1994, Gordon Brown y Tony Blair se reunieron en este local de Islington para cerrar el acuerdo de Granita, por el cual Brown quedó designado como el sucesor de Blair en la jefatura de gobierno.

Royal Horseguards Hotel

Este hotel de Whitehall Court está cargado de historia. Sus paredes han sido el punto de reunión de los servicios de Scotland Yard durante las dos guerras mundiales. Otros residentes de este espacio han sido G. B. Shaw, H. G. Wells o el National Liberal Club.

Toby Cavery, 73 Holybush Hill

Conocido antiguamente como The Eagle, cerca de la estación de Snaresbrook, se encuentra Toby Cavery, el pub favorito de Winston Churchill.

The Crown Tavern

Para finalizar esta guía, llegamos al The Crown Tavern, el pub donde, supuestamente, se reunieron Joseph Stalin y Vladimir Lenin a tomar una bebida. Quien quiera tomarse un vodka a su salud, señalar que actualmente el lugar es conocido como The Crown and Anchor.

Àlex Comes es Politólogo y periodista. Manager de SPQ Consultores (@alejandrocomes)

Ver artículo en PDF

Ver el resto del monográfico sobre turismo político

« La Unión Europea y la imagen de sí misma: la necesidad de un cambio urgente
Turismo Político en Barcelona »