¿Qué esperar de las elecciones mexicanas?

ENTREVISTA A XIMO VALLS, DANIELA VALENCIA, ISRAEL NAVARRO, RODRIGO REYES y LLEÏR DABÁN:

En México desde hace unos años existe la figura de los candidatos independientes, candidatos que dicen no pertenecer a ningún partido incluso dicen estar en contra de los mismos. ¿Los candidatos independientes tienen posibilidad de ganar la elección presidencial del próximo 1 de julio?  

XIMO VALLS: Solo hay un candidato independiente que logró un cargo relevante y es el Bronco en Nuevo León, sin embargo, se trata de un político cuya militancia y trayectoria en el PRI es bien conocida. La otra candidatura la ostenta la mujer del expresidente Calderón, sin experiencia política y cuya sombra del esposo y su legado es permanente.  ¿Opciones reales de ganar la presidencia? Ninguna, ahora bien, ¿opciones de fragmentar la elección? Muchas.

DANIELA VALENCIA: En lo absoluto. El actual porcentaje de intención de voto de Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco” a media campaña lo reflejan clarísimamente, entre los dos no suman ni el 10%. En México las estructuras de los partidos pesan muchísimo. Los casos locales emblemáticos de los triunfos de candidatos de este tipo, como el propio Bronco en la gubernatura a Nuevo León y de Pedro Kumamoto como diputado local en Jalisco, ambos en 2015, correspondieron a escenarios con variables muy específicas.

ISRAEL NAVARRO: No por el momento. Las estructuras de los partidos siguen siendo tan grandes que los candidatos independientes no tienen manera de ganar la elección presidencial.

RODRIGO REYES: Ninguna en el actual sistema de partidos y elecciones. Su valor está en satisfacer las demandas discursivas y en restar votos a los punteros.

LLEÏR DABÁN: Los candidatos independientes no tienen ninguna posibilidad de ganar la elección presidencial. El planteamiento inicial de los candidatos independientes era muy interesante y motivacional. Era la oportunidad perfecta para que ciudadanos pudieran ser candidatos y la gente los pudiera elegir de forma independiente sin que tuvieran que pertenecer a ningún partido político. Pero a la práctica, la cosa es diferente. En la práctica, para poder ser candidato independiente necesitas tener dinero, mucho dinero y estructura en todo el país. Por otro lado, ¿qué tan independientes son los candidatos? Los que actualmente luchan la presidencial tienen carrera política en partidos y han optado por esta vía al no ver espacio de oportunidad en sus anteriores partidos.

 

 

¿A quién beneficia que la elección se fragmente entre varios candidatos?

XIMO VALLS: Beneficia a los partidos que sí tienen estructura política en los territorios, principalmente al PRI y al PAN, quienes sí tienen construidas redes de ciudadanos que movilizan y marcan la diferencia el día de la elección.

DANIELA VALENCIA: Bueno, pues generalmente al puntero, pero no es el caso de esta elección. A estas alturas AMLO roza el 40% de preferencias de voto, Anaya se consolida su como principal adversario, pero con más de 10 puntos de lejanía (hay encuestas que incluso señalan la diferencia en 15 puntos porcentuales), todos los demás comienzan ya con una tendencia a la baja.

ISRAEL NAVARRO: Al PRI. Hoy se encuentra en tercer lugar porque AMLO está aglutinando el anti-PRI, pero en algún momento seguramente apostaban a dividir ese voto de castigo en varias alternativas (incluyendo candidatos independientes).

RODRIGO REYES: Al partido que más estructura tenga y logre movilizarla el día de la elección.

LLEÏR DABÁN: Una elección fragmentada le beneficia al PRI y a Morena. El PRI porqué sólo podría ganar con su voto duro, aunque la elección está muy complicada, por no decir casi imposible para ellos.

 

 

¿ Y AMLO?

XIMO VALLS: Andrés Manuel tiene una gran ventaja en preferencia electoral según las encuestas publicadas, pero también tiene una gran desventaja, no ha ganado ninguna gubernatura en todo el país en procesos anteriores y no tiene una estructura territorial fuerte.  

DANIELA VALENCIA: AMLO está más fuerte que nunca, en su tercera elección presidencial ha logrado que la gran clave electoral sea “AMLO sí o AMLO no”. Su principal problema sigue siendo el de siempre: él mismo, aquellos momentos mediáticos en los que “resbala” y deja ver a un personaje intolerante ante cualquier tipo de crítica, y que luego lo obligan a salir a “matizar”. Pero en este sentido lo que lo salva es que el gran enojo que tiene la mayoría de la población con el gobierno actual y con el sistema político en general, y la fidelidad de sus seguidores que lo colocan como “opción de cambio” aunque en realidad, si nos ponemos un segundo a revisar, AMLO es todo menos un político “antisistema”, empezando por que emanó del propio PRI, pero ya sabemos que aquí lo que valen son las percepciones mayoritarias de la opinión pública. 

ISRAEL NAVARRO: AMLO ha aprendido la lección de dos derrotas y tiene un voto muy duro. Está perfilado al triunfo, siempre y cuando no pierda los estribos (como en las veces anteriores). El peor enemigo de AMLO es el mismo AMLO.

RODRIGO REYES: En el ánimo de la gente. Sólo falta que los factores reales de poder se unan para favorecer su candidatura.

LLEÏR DABÁN: A AMLO le beneficia claramente una elección fragmentada. En estas elecciones hay dos grandes corrientes. Los que quieren quitar al PRI y los que no quieren a AMLO. La Alternativa al PRI son el FRENTE (coalición PAN, PRD y MC) y Juntos Haremos Historia (MORENA, PT y PES). Si los que tienen opciones de ganar la elección se la disputan entre 3, AMLO tiene beneficio directo (divide y vencerás), ya que es le adversario a derrocar. Si se cerrara solamente a 2 opciones, la tendencia sería que fuera JUNTOS vs FRENTE, esto llevaría a que los votantes del PRI ejercieran el “voto útil” para que AMLO no llegue y votaran al FRENTE. Cerrando la brecha actual que hay entre el primero y el segundo.

 

¿Por qué parece no levantar el candidato del partido en el gobierno?

XIMO VALLS: Meade es, sin lugar a dudas, uno de los candidatos mejor preparados, sin embargo, nos encontramos con un candidato que no pertenece a las bases del partido, se trata de un candidato ciudadano adoptado por el PRI que no termina de conectar con ninguno de los dos sectores, las bases del partido y la ciudadanía.

DANIELA VALENCIA: Precisamente porque es el candidato del partido en el gobierno. Este sexenio el presidente priista, Peña Nieto, rompió el récord de niveles más bajos de aprobación en toda la historia del país. Esto, más los escandalosos casos de corrupción de varios gobernadores priistas han hecho de la marca PRI un lastre. Por primera vez en su historia apostó por lanzar a un político que no militaba en sus filas (ni en ningún otro), Meade, buscando centrar la campaña en el candidato para equilibrar los negativos de la institución. El problema es que esto no ha ayudado ni a captar indecisos ni a siquiera reforzar a sus propios cuadros quienes parecen guardar cierto “recelo” de esta candidatura “externa”. Meade es un eficaz funcionario público, pero como candidato no conecta y, por si fuese poco, ni siquiera tiene el control de su propia campaña. 

ISRAEL NAVARRO: Por dos razones: No es el típico candidato emanado del sistema de meritocracia priísta, lo cual hace que la estructura del PRI no lo acepte en su totalidad; y la sociedad civil lo rechaza por el desgaste de la marca del partido que lo postula.

RODRIGO REYES: La marca PRI está en su peor momento. El tufo de corrupción e impunidad ya impregnó a Meade.

LLEÏR DABÁN: Meade tiene una elección muy complicada. No es un candidato militante del partido, y esto en ciertos sectores de las bases no está bien visto, y más porque no se ha consultado a la gran mayoría. Por otro lado, la mala imagen del actual presidente de la República. Y finalmente, los casos de varios exgobernadores priístas que en su día se los nombró el nuevo PRI, más fresco y moderno y ha resultado muy corruptos.

 

¿Puede Ricardo Anaya convertirse en la opción más fuerte para enfrentar a AMLO?

XIMO VALLS: El panista ha sorprendido en su primer debate mostrando firmeza, contundencia en sus ataques y temple ante los ataques recibidos. Se trata de un candidato posicionado como “elitista” inteligente y preparado, pero poco cercano a la ciudadanía. Si el candidato del PRI no logra despegar y Anaya se convierte en la segunda opción, veremos un duelo con grandes diferencias en formas y propuestas.

DANIELA VALENCIA: Ya lo es. El problema que tiene Anaya para crecer es la dificultad de captar a los votantes históricos priistas, porque inició su campaña con un discurso muy duro contra ese partido y su actual gobierno y ahora está intentando matizarlo y dar un mensaje de “estoy dispuesto a sumar a todos para ganar”.

ISRAEL NAVARRO: Sí. De hecho, ya lo es. Lo que Anaya tendría que hacer ahora es un llamado al voto útil para reducir la brecha que existe con AMLO.

RODRIGO REYES: Ya es la opción más fuerte, solo falta que logre construir acuerdos duraderos con los factores reales de poder y se mantenga en el ánimo de los votantes. 

LLEÏR DABÁN: Anaya sólo puede tener opciones a ganar si el PRI se desfonda, o si declina en su favor. De tal forma que crearía un escenario de pro AMLO o anti AMLO, en el que ANAYA se proclamaría como la única opción y pediría el “voto útil” (de los priístas) para evitar que López Obrador obtenga la victoria electoral.

 

Hay 12 millones de jóvenes millenials llamados a las urnas. ¿Qué papel crees que jugarán en los proximos comicios del 1 de marzo?

DANIELA VALENCIA: Fundamental si salimos a votar.  Muchas veces se ha dicho que esta generación es “apática”, tras los sismos de septiembre en el país se demostró lo equivocada que puede ser esa premisa. Si trasladamos la movilización que emergió por parte de los millenials a la arena electoral, los jóvenes podemos definir la elección. Ya se verá.

ISRAEL NAVARRO: Enrique Peña Nieto ganó la presidencia con 19 millones de votos. Los millennials pueden inclinar la elección para cualquier lado si hacen a un lado la apatía y salen a votar. Así de simple.

RODRIGO REYES: La estadística es impactante, pero su participación es minúscula. Si buscan transcender más allá del discurso tendrán que dejar las redes y salir a votar.

LLEÏR DABÁN: Es interesante, ya que representan más del 30% de los electores. En las elecciones actuales el voto millenial ya no es el voto del primerizo, ya tiene experiencia en elecciones. Suele ser un elector que participa menos en las elecciones y que buscan la flexibilidad, la transparencia y los valores en la política. Los millenials nos movemos por causas, más que por partidos, por tanto se movilizarán si encuentran en alguna de las opciones una causa a seguir. Por el momento se ven pocas causas claras, la más sería el rompimiento del status quo. Poco a poco, se está intentando incorporar otra causa en el relato de la elección, que es el de la innovación, la tecnificación para comunicar un México del futuro.

 

¿Pronóstico de victoria?

XIMO VALLS: Queda mucha campaña por ver, estoy convencido de que se irán intensificando ataques y se moverá el tablero electoral. Imposible determinar a fecha de hoy un ganador.

DANIELA VALENCIA: A más de mes y medio del día D, no me mojo, jejejeje. Sabemos que esto no se acaba hasta que se acaba, lo que es más claro que el agua es que será AMLO o Anaya, considerablemente más probable el primero, pero el candidato del Frente por México sigue en condiciones de competencia.

ISRAEL NAVARRO: Dividiría sus posibilidades de ganar así: AMLO 60%, Anaya 35%, Meade 5%, Margarita 0%, Bronco 0%. Ojo, esto no es intención de voto.

RODRIGO REYES: El PRI transferirá su capital político y determinará quien será el ganador. Todo parece indicar que apostará a Ricardo Anaya.

LLEÏR DABÁN: Por todo lo que estamos viendo actualmente, la tendencia es claramente que AMLO gana la elección. Aun así, quedan muchos días y todo puede pasar.

 

Ximo Valls es consultor internacional de comunicación política. Director de Comunicación en Elemental. (@XimoVallsM).

Daniela S. Valencia es consultora en comunicación política y socia-directora de Abella y Valencia. También es profesora en el Diplomado Mujer en la Política y el Gobierno del Instituto de Administración Pública del Estado de México. (@dany_svalencia)

Israel Navarro es estratega político. Socio del Instituto de Artes y Oficios en Comunicación Estratégica. (@navarroisrael).

Rodrigo Reyes es Politólogo y administrador público por la UNAM. Director de la consultora Carabás (@roy_0836)

Lleïr Dabán es Socio fundador de Strategic.cat. Consultor en Estrategia, Comunicación y Marca Territorio. Coordinador de los Beers&Politics en México. (@lleirdaban)