Partidos vecinales: el éxito de superar el eje izquierda-derecha

JORGE RODRÍGUEZ BARRIENTOS
.
Desde el año 2007 es habitual ver a partidos vecinales desvinculados de marcas políticas nacionales, extremos populistas o posicionamientos ideológicos. Son partidos que nacen como respuesta ciudadana a una situación de crisis a la que la gestión municipal, en manos de los dos grandes partidos nacionales, no fue capaz de dar respuesta con éxito en todos los casos.
.
Son la respuesta política más eficaz de los propios vecinos para superar proyectos mediocres o ruinosos de marcas nacionales a nivel municipal. Y es que hoy en día presentarse en España con la marca PSOE o PP no es garantía de éxito.
.
Pero aunque no sean garantía de éxito, proyectos mediocres o ruinosos a nivel local cuando van con esos dos logos pueden lograr votos que ni usted espera o… desea. Es así. Y punto… No se frustre en entenderlo.
.
Por lo tanto ¿En qué contexto se mueven los partidos vecinales?
.
Diríamos que la diferencia está en superar lo que los partidos de ámbito nacional representan: a sus “esclavos” de las ideologías. Sabemos que su voto de marca no es fidelidad a un proyecto, es fidelidad a una ideología representada por una marca. Por lo tanto en la medida que un partido vecinal no supera o neutraliza ese “juego” está condenado a su fracaso electoral. De la misma forma que un partido de ámbito nacional en su proyecto local cuando logra aunar marca y éxito en la acción local logran resultados electorales extraordinarios.
.
Los segundos que lograron con éxito este objetivo fueron un partido vecinal llamado Vecinos por Torrelodones. Lo hicieron con una alcaldesa que hoy es más conocida que algunos ministros: Elena Biurrun. Los primeros fueron La Voz del Pueblos de Etxebarri quienes llevan más de 20 años gobernando un municipio frente a marcas nacionales y nacionalistas.
.
Sea como sea. Ya saben. La pregunta es… ¿Dónde reside ese éxito? El éxito de VxT, el de LVP o los que luego han llegado de la mano de otros partido como Vecinos por Algete o Vecinos por Collado Mediano.
.
Enumeremos…
.

  • Un contexto propicio. Gran parte del éxito tiene su base en el contexto político que se vive. Crisis económica, perdida de confianza en los dos grandes partidos, corrupción, sedes políticas cerradas a la pluralidad de sus municipios, proyectos de gobierno mediocres que se perpetuaban en el tiempo por falta de competencia. Con este panorama un proyecto vecinal pudo recoger el descontento de la ciudad.
  • Modernizaron y democratizaron la comunicación. Supieron hacer uso de las nuevas herramientas de comunicación pero, además, las democratizaron al ponerlas al servicio de sus vecinos. A diferencia de los grandes partidos nacionales, los partidos vecinales se alejaron del mensaje político de la confrontación partidista e ideológica.
  • Han recogido muchísimo voto nuevo tanto de gente que ha cumplido 18 años como de personas que, siendo mayores, se acercaban por primera vez a la política. Son segmentos de población castigados durante la crisis, ignorados en las políticas públicas y con una falta de oportunidades alarmante.
  • Gestión correcta de redes sociales con un estilo propositivo y alejado de las habituales trifulcas políticas de los partidos nacionales. En el ámbito local se han ganado al vecino que quiere que les hablen de su parque, de su calle o de su entorno más cercano. Han dinamitado el suelo del voto de marca de los partidos nacionales a nivel municipal y amenazan, donde los proyectos vecinales se consoliden con éxito, con quedarse y liderar la acción política.
  • Han superado la figura del “líder” de los partidos nacionales para presentar candidaturas vecinales en la que destaca compromiso, activismo, profesionalidad,… Superan la figura del “líder” y la de las sedes políticas. Los partidos vecinales se abren a sus vecinos en su día a día, ejercen una labor trasparente y toman decisiones en base a lo que es mejor para el interés general.
  • Han sabido atraer a los votantes que no se identificaban con los partidos tradicionales gracias a una imagen que les hace aparecer como un proyecto político diferente y no contaminado.
  • Han presentado un atractivo tono populista que les ha permitido a nivel municipal recoger el voto protesta que a nivel autonómico o nacional han recogido Podemos y sus diferentes confluencias.
  • Simbolizan la recuperación de la democracia por el pueblo a través de sus representantes políticos. Es un mensaje muy vinculado, una vez más, con la crisis de los partidos tradicionales.
.
Muchas razones para un éxito que ahora debe renovarse con la intención de asentar el proyecto.
.
Ya queda menos, ni dos años, para las próximas elecciones municipales, y para saber si estos partidos vecinales consolidan y expanden su forma de entender la política o si se desinflan ante la presión de los grandes partidos nacionales.
.
Tiempo al tiempo…
.
Jorge Rodríguez Barrientos es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid. Mediador familiar y especializado en Derecho Administrativo. Autor del blog interpolítica. (@jrbalgete)
Publicado en el blog Interpolítica.