El pasado jueves, 16 de julio celebramos el primer Beers&Politics en Asunción. El título de la jornada fue “¿Quien Pierde en las elecciones del 26 de Julio?“, a cargo de Gonzalo Ávila (@Gon_Avila). Politólogo, especialista en Ciencias Sociales y Diplomado en Comunicación Política. Hoy es candidato a Mgter en Ciencia Política por la Universidad Nacional de Asunción. En el ámbito privado cuenta experiencia laboral en dirección de diseño y gestión de proyectos políticos – sociales y asesoramiento y dirección de campañas electorales. En lo público se desempeña como asesor político. Experiencia en docencia,  consultoría e investigación. Director Ejecutivo en la firma We Do Politics.

Este es el resumen:

Las internas de la ANR son innegablemente un acontecimiento electoral que marca las pautas de la política nacional, más aún ahora, que se elige también al presidente de la Junta de Gobierno simultáneamente.

Repasaremos el proceso electoral, analizando el impacto de las limitaciones institucionales, como lo la no re elección del Poder Ejecutivo Nacional, la constante amenaza de juicio político, y el peso del sistema de partidos en la configuración de la política nacional.

Consenso Vs Competencia

A principios se hacia muy difícil lograr la tan deseada candidatura de consenso impulsada por el presidente Horacio Cartes.

El ejecutivo buscaba una candidatura de “consenso”, entiéndase por consenso como funcional a la línea del ejecutivo nacional y del ejecutivo de la ANR. Acompañar ésta línea política, del ejecutivo y del consenso, suponía apostar por la obsecuencia del liderazgo oficialista; a cambio, presupuesto y la estructura política para abordar el proceso electoral.

Sí, las internas de la ANR marcan pautas políticas para la política nacional, razón por la cual se hace muy difícil aceptar un consenso en un país donde no hay reelección, más aún en las Administraciones Coloradas, teniendo en cuenta que el comportamiento de los liderazgos locales y partidarios demuestran que pasados los dos años de gestión presidencial, buscan el nuevo líder para mantenerse vigente en la estructura de poder.

Acá tenemos la primera limitante institucional, la no re elección Presidencial, ya que todo aquel presidente de la república que busca mantener su cuota de poder, es preso de la investidura al no poder negociar su continuidad en el cargo. Para Horacio Cartes, el consenso era una necesidad para mantener las mayorías en su gobierno y el acompañamiento del partido en su gestión.

Lo que es una limitación para el ejecutivo, es un incentivo institucional para los actores políticos, ya que éstos encuentran en las internas municipales y de la junta de Gobierno, los espacios y oportunidades para buscar el nuevo liderazgo a nivel nacional.

En este contexto se fueron configurando dos candidaturas:

La candidatura de “Marito” Abdo Benítez, quien buscó en su momento el padrinazgo del presidente, y posteriormente, decidió seguir en carrera impulsado por los grandes líderes partidarios y colegas del congreso nacional. Producto de ésta decisión, fue que se presiona a Horacio Cartes a tomar una postura y acompañar a un candidato del oficialismo. Era necesario encontrar un candidato de la talla de su rival, joven, pintón, con experiencia partidaria. Un mensaje de renovación para el partido.

Esto generó un hecho interesante, la formación de equipos “en” campaña. Horacio, Cartes, Lilian Samaniego, Zacarías Irún, Arnaldo Samaniego, Juan Afara entre otros; contra un grupo de 15 Senadores nacionales entre los cuales lidera Calé, Julio Velazques, Enrique Vacchetta, Castiglioni, Blanco Ovelar. Fue una campaña con mucha ambigüedad y confusión, ya que se van instalando muchos mensajes y muchos representantes. Por supuesto esto tiene una clara explicación. La demostración de fuerza, y la necesidad de acompañar a candidatos que no tienen la fortaleza suficiente para ganar una candidatura individual.

Los ánimos se fueron caldeando hasta que la rivalidad llego a polarizar a los Colorados que están con el “caballo del comisario”, y colorados que están con el “caballo del pueblo” para Marito Abdo; y aquellos que reivindican el desarrollo y continuidad de un nuevo rumbo para el partido y aquellos que reivindican el “stronismo, retrogrado y autoritario”, para el equipo de Alliana.

Los Jugadores: ¿Quién Pierde?

Pedro Alliana, ex Gobernador de Ñeembocú en la Genstión 2008 -2013, y actual diputado Nacional. Es un líder del interior que representa un caudal de votos de 1.6 % del padrón nacional. Sin embargo, tiene presencia en la junta de gobierno y tiene como padrino al vicepresidente Juan Afara. Hoy, gracias a éste proceso electoral, el denominado “caballo del Comisario”, a diez días de la elección, ya logró generar un capital político nacional fundamental; recorrió el país, se codeo con la elite de la dirigencia, hizo su parte y podemos decir que cumplió con llevar la chapa del oficialismo a lo que parece un triunfo a su favor. Entonces, por más que pierda la elección del 26 de Julio, Pedro Alliana ya ganó más de los que se imaginaba cuando llego a Asunción como único Diputado de la ANR por Ñeembocu.

“Marito”, por otro lado, carga con la mochila del stronismo. Se dice que no hubo nadie más fiel a Stroessner que su padre. Devenido en política, tiene la característica de ser un político de partido, es miembro de la junta desde el 2005, y a partir del 2008 – 2013, fue vicepresidente de la misma. Actualmente senador nacional, por primera vez en un cargo electivo, muy lejos de haber estado entre los primeros de la lista.

Si en diez días pierde Marito Abdo Benítez, ¿es él, perdedor del proceso?

Hoy tras impulsar la ininterrumpida tradición de competir en las internas del partido y no acatar el consenso del oficialismo, Marito logró asumir el cargo de poder más importante del país y colocarse en la línea directa de sucesión de mando por acefalía.

Si me preguntan ¿por qué el cargo de poder mas importante?. Porque estoy convencido que con el diseño institucional actual, hay una balanza desequilibrada en los poderes del Estado. El Presidente llega al Poder, pero no lo tiene, se encuentra con una espada de Damocles, con una amenaza constante de Juicio Político, herramienta constitucional tan manoseada por un poder legislativo que detenta el Poder político real, y a diferencia del Ejecutivo, con discrecionalidad y carente de responsabilidad.

Responsabilidad sin Poder y poder sin responsabilidad es la fórmula del actual diseño institucional.

Y esto es importante, porque es necesario entender el contexto político, pero es fundamental entender el contexto institucional. El contexto político electoral construye ganadores, es el diseño institucional el que nos devuelve perdedores, si es que no se supo capitalizar ese contexto dentro de las limitaciones institucionales.

El contexto político debe manejarse entendiendo las limitaciones institucionales.

Horacio Cartes: Antes del proceso electoral.

  • Incremento de su imagen favorable de 40% intención de voto antes de la elección, a 45% de votos del padrón cuando fue electo, y a un 61% de aprobación en sus primeros 100 días.
  • Aprobó leyes Importantes que le quitan poder de decisión al legislativo: Alianza público privada, Ley de Responsabilidad Fiscal, creación de las Fuerzas de Tarea Conjunta y militarización de la zona norte.
  • Creo un gabinete centralizado e instaló un Centro de Gobierno.

¿Por qué se hizo todo esto?. Porque entendía las limitaciones institucionales y aprovecho un contexto político favorable para fortalecer el ejecutivo.

En enero y febrero de 2015, cuando no logro convencer a un grupo importante de senadores de apostar por el consenso en el liderazgo de la junta de Gobierno, se le escapo la pelota. La razón es muy simple, el contexto político en Paraguay, al no haber re elección presidencial, es muy dinámico. El esquema de alianzas se arma y desarma en pos de mantener cuotas de poder. Un comportamiento, llámese natural de la política nacional.

Consecuencias, y solo doy algunos ejemplos.

  • No se logro el acuerdo para la posesión del Ministro de la Corte.
  • Se abrió el debate en torno a la Ley de la Alianza Público Privada, pilar de su esquema de gobierno.
  • Constantes Peleas de Cuotas de poder en Binacionales y otras entidades públicas.
  • Perdida de Mayoría en el senado que se convierte en oposición.
  • El rival se consagra con el asiento de poder del congreso nacional.
  • Limitaciones para modificaciones presupuestarias al no tener mas mayoría en el senado.

¿Quien pierde?. Horacio Cartes.

La síntesis del porque.

  • Porque los que compiten realmente, ambos ganaron.
  • Por no haber podido manejar el contexto político favorable que construyo desde antes de ser candidato a presidente hasta inicios del 2015,
  • Porque en 6 meses de proceso electoral perdió, el senado y la presidencia del congreso.
  • Por Perder veto players.
  • Por poner en riesgo su plan de inversiones del Ejecutivo, sobretodo si se requieren reprogramaciones presupuestarias.
  • Y por no prever que en Paraguay se Gobierna 2 años, y se sobrevive 3.

6 9 10 11 41

asuncion beers elecciones 26 julio

Foto: Leticia Chamorro

Comments are closed.