Tierra en trance

Terra em transe es una película de 1967 escrita y dirigida por el cineasta brasileño Glauber Rocha, considerado el líder del movimiento cinematográfico de los años sesenta conocido como Cinema Nôvo. Conforma la segunda parte de la Trilogia da Terra (con Deus e o Diabo na Terra do Sol, de 1964, y O Dragão da Maldade Contra o Santo Guerreiro, de 1969), en la cual el director presenta un retrato trágico y de protesta sobre el contexto político y social del Brasil de los años 60. Fue rodada en el Parque Lage y el Teatro Municipal de Río de Janeiro. La acción se sitúa en la República ficticia de Eldorado, representación del Brasil contemporáneo de Rocha. Paulo Martins es un apasionado poeta y periodista antiguamente vinculado con el entorno del político conservador Porfirio Diaz, a quien considera su “dios del pasado”. A medida que crece su conciencia social sobre los problemas del pueblo y, buscando un futuro mejor para el país, decide romper su relación ideológica con Diaz y apoyar la campaña de su contrincante, el progresista Felipe Vieira, para convertirse en gobernador de la provincia de Alecrim.

Año de publicación