Cómo hacer puerta a puerta

El pasado viernes 30 de mayo tuvo lugar un nuevo Beers&Politics, donde contamos con la participación de Maxime Sattonay, que ha trabajado como asistente personal de Dara Calleary TD, Diputado de Fianna Fail, el mayor partido de oposición Irlandés. Agradecemos a Maxime su charla, y a los participantes por sus intervenciones.

Os dejamos un pequeño resumen:

1. PORQUE HACER PUERTA A PUERTA?
Thomas P. O’Neill es un político estadounidense, miembro de la cámara de representantes de Estados Unidos. Un día antes de las elecciones, una vecina que fue su profesora en el colegio y le vio crecer le dijo: “Tom, votaré para ti, aún que no me lo hayas pedido.” El político estaba sorprendido y le preguntó por qué tenía que pedir el voto a una persona que conocía desde tantos años. “Tom, a la gente le gusta que le pidan su voto” le contesto la profesora.

2. ORGANIZAR EL PUERTA A PUERTA
Para evitar molestar, las visitas horarias para hacer puerta a puerta suelen ser las siguientes:
– Lunes a Viernes semana: 19h a 21h
– Sábado y Domingo: 10h a 17h
Antes, la gente o bien está trabajando (no estarán en casa) o bien haciendo cosas, y se puede molestar más si las interrumpen.
Es clave maximizar el tiempo de los voluntarios y del candidato. Para poder pasar por entre 8 y 12 casas en una hora, un voluntario experimentado pasará menos de 2 minutos en cada puerta. Cuando se va con el candidato, los voluntarios suelen ir dos casas por delante de él, y suelen hacer un pequeño gesto (tocarse la oreja, por ejemplo) para avisarle que quien abre la puerta quiere conocerlo o hay buenas oportunidades.

Si el votante que abre la puerta es Hostil o Muy a favor del partido o No hay nadie en casa, no hace falta perder tiempo y más vale ir a la siguiente puerta. En estos casos no se llama al candidato.

El votante tiene muchas preguntas que hacer, pero el voluntario debe conseguir:
– pedirle sus datos
– tomar nota de las preguntas
– pasar la información a la cede central
Si no contesta nadie a la puerta se deja Newsletter en el buzón.

3. LOS VOLUNTARIOS
En Irlanda, los voluntarios son miembros del partido. Para hacer puerta a puerta hace falta entre 8-10 personas repartidos en equipos de 2 voluntarios para cada puerta. Siempre se procura hacer equipos poniendo a principiantes con voluntarios experimentados.

En Estados Unidos, Green y Gerber (en su libro “Get out the vote”) dicen que se puede pedir ayuda de otros grupos que tengan raíces locales: Estudiantes, Grupos Cívicos, Sindicatos y/o grupos de interés.

Sin embargo, hay limitaciones para la colaboración con otras entidades:
– Asociar la imagen del hombre político con otra entidad
– Entidad tiene su propia agenda
– Puede alterar el mensaje del candidato
– La entidad puede pedir algo a cambio

4. EL MENSAJE
En la literatura aparece que el mensaje no es clave y que el simple hecho de tener un contacto con el votante puede aumentar su propensión en votar de un 20%.

5. REGISTRO DE VOTANTES
En Irlanda los ciudadanos deben inscribirse en un registro para poder votar. Este registro es muy útil para hacer puerta a puerta ya que contiene informaciones importantes:
– Cuantas personas votan en cada casa
– Evitar casas donde no hay nadie registrado
– Extranjeros sin derecho de voto
– Casa alquilada a varios inquilinos en poco tiempo (inestable)
– Incitar a registrarse a las personas que no están registradas (proporcionar los documentos necesarios a registrarse y ayudarles a rellenarlos)

Para las personas de la tercera edad que tengan problemas para desplazarse, también se organiza un servicio de recogida a domicilio para llevarlos a votar el día de la elección.

6. COMO PRESENTARSE EN UNA PUERTA
En marketing comercial, Jay Conrad Levinson (en su libro “Guerrilla Marketing for Free”) dice que hay tres etapas para conseguir resultados en canvassing:
– Contacto: La primera impresión es muy importante y cuenta por mucho en el resultado final.
– Presentación: Algunos piensan que diciendo mucho se vende mucho pero, para Levinson, la parte de presentación debe durar 1 minuto. Por lo tanto la presentación debe dar información pero ser corta.
– Cierre: En todo proceso de venta se trata de cerrar y obtener lo que estamos buscando. Sea una compra o, en nuestro caso, un voto.

7. EL PROBLEMA DE LAS URBANIZACIONES CERRADAS
En Irlanda la población que vive en residencias cerradas suelen ser trabajadores extranjeros ya que es un fenómeno muy nuevo para las familias Irlandesas vivir en un piso. Profesionales de Puerta a Puerta en Irlanda consideran que en la mayoría de los casos estas residencias no albergan a potenciales votantes.
No obstante, existen unos trucos:
– Llamar al telefonillo
– Tratar conseguir tiempo cara a cara con el votante
– Llegar a los buzones para dejar boletines de información (Newsletter)
– Todos los métodos valen, incluyendo buscar a algún simpatizante del partido que resida en el edificio y pueda abrirnos la puerta.

Más info sobre próximos encuentros, en Barcelona o en otras ciudades, en la web de los Beers&Politics.

Be the first to review “Cómo hacer puerta a puerta”