Armando Rocha

Armando Rocha es consultor de comunicación política y Socio Director de Neurovoto S.C.  

Contacto:

eMail:  josearmandorocha@hotmail.com
Twitter: @armandorocham 
Web: www.neurovoto.com.mx 

Lee sus artículos en B&P

Más información sobre él en la entrevista inferior.

¿A qué te dedicas?

Soy consultor en comunicación política. Actualmente, soy Socio Director de Neurovoto S.C. (neurovoto.com.mx).

¿Cómo te formaste?

Soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Comunicación Política por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Además, estudié la Maestría en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Desde que estaba en la universidad soñaba con participar en una campaña, construir la imagen de un candidato, elaborar un discurso, diseñar un cartel, producir un spot (desde hace 10 años lo hago profesionalmente). Mientras estudiaba la licenciatura leía todo libro o artículo en inglés o español sobre comunicación política con los que me topara.

A la fecha sigo siendo un “political junkie”, un apasionado de la política que literalmente despierta y se va a dormir pensando, hablando, analizando comunicación política.

¿Cómo llegaste a ser consultor?

Estudiando la Maestría en Monterrey, Nuevo León, conocí a la Dra. Gabriela Salazar, experta en investigación cualitativa (a ella debo todo lo que sé sobre el tema), quien me presentó a uno de los mejores consultores políticos de México: Mentor Tijerina. Tuve la enorme fortuna de trabajar con ambos durante año y medio, aprendiendo mucho y, como decimos en México, “haciendo mis pininos” en el mundo de la consultoría.

Terminando la Maestría, regresé a la Ciudad de México. La Mtra. Gisela Rubach me brindó la gran oportunidad de formar parte de su equipo en Consultores y Marketing Político, donde trabajé cuatro años y medio realizando investigación cualitativa y diseñando estrategias de comunicación para campañas electorales y de gobierno tanto en mi país como en el extranjero. Gracias a la Mtra. Gisela me formé como consultor.

Posteriormente, colaboré en la consultoría Wish&Win con dos extraordinarios consultores: Xavi Domínguez y Víctor Serrano, con quienes estoy profundamente agradecido por el tiempo que me permitieron estar con ellos construyendo magníficas campañas de comunicación política tanto en México como en el extranjero.

A lado de mi amigo el consultor político Fernando Mejorado, también, estuve colaborando algún tiempo sobre todo en el norte de México. Con él también estoy profundamente agradecido porque juntos diseñamos y ejecutamos exitosas campañas para diputados, senadores y presidentes municipales a nivel nacional e internacional.

Desde hace tres años, soy Socio Director de Neurovoto S.C., una consultoría en comunicación política que formé con mis amigos y socios Miguel Ángel Ordóñez y Arlen Rangel. Actualmente, asesoramos a presidentes municipales y diputados que en 2015, recién formada nuestra empresa, confiaron en nosotros para llevarlos al triunfo. Y lo volveremos a hacer este 2018.

¿Cuáles son las cualidades imprescindibles que tiene que tener un buen consultor?

Son tres:

1. Pasión por la comunicación política. No solo te debe gustar, te debe apasionar para que le puedas dedicar 15 horas de trabajo al día y a la mañana siguiente te despiertes con el mismo entusiasmo, gusto e interés por lo que haces.

2. Formación académica. Es indispensable tener conocimientos teóricos sobre comunicación política para entiender el porqué de las dinámicas sociales que inciden en procesos políticos como las campañas electorales. Y estar en formación permanente.

3. Experiencia. No basta con el conocimiento acumulado a través de las aulas, los libros y los cursos, seminarios y diplomas, es fundamental tener práctica, conocer en persona cómo son los procesos electorales y de gobierno. En la consultoría política no basta con conocer, para tener éxito hay que vivirlo en carne propia.

¿Qué consejo les daría a quien quiere iniciarse con éxito en el sector?

Cumplir con las tres cualidades que mencioné antes: 1. Tener pasión por la comunicación política, es decir, no basta con que te guste, debe apasionarte; 2. Estudiar comunicación política formalmente y actualizarte permanentemente; y, 3. Acumular experiencia. Lo que hay en los libros sirve, ayuda, pero no es suficiente. El conocimiento acumulado se debe poner a prueba en la realidad.

¿Un libro?

El pez en el agua de Mario Vargas Llosa (Alfaguara, 1993). Es un libro autobiográfico dividido en dos partes, en una narra su infancia y adolescencia; en la otra, su experiencia como candidato presidencial en Perú en el año 1990. En este texto se aprende mucho más que en varios libros teóricos sobre campañas electorales.

¿Una película o serie?

El Padrino. La mejor película sobre la disputa por el poder.

Boss. Una serie sobre cómo se ejerce y se mantiene el poder.

¿Un bar?

No frecuento bares. Prefiero una cafetería. Me gusta Starbucks.

¿Un hobby?

Correr.

¿Una cerveza?

Bud Light.

¿Una ciudad para perderse y hacer turismo político?

Washington. Para dedicarle un día completo al Newseum.

¿Un momento histórico que te hubiese gustado vivir?

La Revolución Mexicana.

¿Un líder histórico al que te hubiera gustado conocer?

Martin Luther King. Y quiero conocer a un líder histórico de nuestros tiempos que, afortunadamente, está vivo: Barack Obama (soy su fan número 1).

¿Estás en alguna asociación de comunicación política?

No, por el momento.

¿Qué especialidad ofreces a tus clientes?

Investigación, estrategia y comunicación.

¿Cómo pueden contactar contigo?

Twitter: @armandorocham 
Celular: +52 5548702249
 

 

Autor/Ponente