Entrevista a Roger Mateos, coautor de “Tota la veritat”

ROGER MATEOS

En una etapa de polarización y de crisis de credibilidad, escribir un libro con 5 compañeros más de varios medios es un espejismo? Prevén hacer una continuación?
Es una excentricidad. De hecho, es la primera vez que hemos puesto en marcha un proyecto de estas características: seis periodistas de seis medios diferentes se han unido para llevar a cabo una investigación periodística sobre un asunto de tanta trascendencia política en Cataluña. El hecho de que seamos todos de medios diversos y que firmamos una misma investigación sobre un tema tan polarizado puede sorprender al lector. Pero ha sido bien sencillo para nosotros, porque los seis hemos tenido una misma obsesión: descubrir todo aquello que aún no se sabía sobre el 1-O, sobre cómo se gestó y gestionar desde el centro de mando político en Cataluña. Nos hemos ceñido estrictamente a los hechos, el único que ha prevalecido es el criterio informativo, no la opinativo ni el sesgo ideológico. Una continuación? De momento no está sobre la mesa. El país todavía tiene que sacar muchas conclusiones sobre lo que pasó antes, durante y después del 1 de octubre de 2017, y creemos que este libro puede ayudar a entender sus claves.

En los últimos años han surgido muchos libros sobre el proceso, escritos por periodistas, protagonistas, políticos, ex-políticos, analistas .. que diferencia este libro?
Cuatro cosas. Primero, la exhaustividad de la investigación: al ser seis periodistas con años de experiencia en política catalana, todos hemos tirado de agenda de teléfonos para recopilar el máximo de información posible, y el resultado ha sido que hemos llegado a hablar con más de un centenar de fuentes, incluidos los protagonistas más directos de aquellos hechos en Cataluña. Segundo, justamente el hecho de aparecer dos años después de los hechos investigados nos ha permitido ganar distancia para poder recoger más datos que antes permanecían en la sombra y nos ha facilitado enormemente que fuentes esenciales abrieran, ahora sí, a explicar detalles que meses atrás preferían mantener en secreto. Tercero, lo que decíamos de la fórmula hasta ahora inédita en libros sobre el proceso: seis periodistas de seis medios muy diferentes trabajando en común para desenterrar la intrahistoria del 1-O. Y cuarto, a diferencia de una gran parte de los libros hasta ahora publicados, que son de parte y dan voz a protagonistas que exponen sus versiones, hemos querido ofrecer un relato lo más contrastado posible, con un enfoque periodístico, sin buscar héroes ni traidores.

Una de las frases que han abierto más debate del libro es que el 1Oct “El organizó el gobierno. El defendió la gente”. Esta afirmación rompe con el relato del proceso?
Uno de los mitos del 2017 es que el referéndum lo hizo la gente. Ciertamente, la gente ha sido un factor absolutamente imprescindible para que el proceso haya ido avanzando, la movilización popular ha empujado a menudo los políticos a moverse, y el día 1 de octubre la gente fue fundamental para defender los locales de votación. Pero la gente no organizó el 1-O. Aquello fue una operación meticulosamente planificada por un reducido núcleo dirigente, el llamado Estado Mayor del proceso, que, tal y como se detalla en el libro, fue desplegando todos los preparativos sigilosamente, refugiado en la clandestinidad, bajo el liderazgo de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.

El libro da conocer el ‘Estado Mayor’. Cree que aún existe? Que todavía tiene poder influencia sobre el Presidente? ¿Qué rol cree que juega Waterloo?
El Estado Mayor que organizó en la sombra del 1-O ahora mismo no está operativo como tal. Aquel Estado Mayor se basaba en una premisa: es necesario que los principales actores del independentismo (entonces el PDeCAT, ERC, el ANC y Òmnium Cultural, quedó fuera la CUP) trabajen juntos y con discreción, tracen una estrategia conjunta y la apliquen sin fisuras. Ahora, esta coordinación no existe. De hecho, ni siquiera hay una hoja de ruta común, como sí había en 2017, con el objetivo del referéndum. Esta legislatura comenzó con el compromiso de poner en marcha el Consejo para la República, liderado por Puigdemont desde Waterloo, que podría haber funcionado como una especie de Estado Mayor, con una vertiente más público, pero las desavenencias entre partidos hacen imposible que sea ​​realmente operativo para liderar el proceso.

El libro también recoge las diversas sensibilidades del actual Jxcat, la relación con el Pdcat, la clásica convergencia y estrellas emergentes como Laura Borràs … quién cree que ganará el pulso para marcar el rumbo de la formación con unas inminentes elecciones ?
A día de hoy, sólo se puede especular en relación a este tema. Una vez el PDeCAT y la Llamada hayan acordado la fórmula con la que se presentarán juntos (si es que la acuerdan), deberán determinar el método de elección de su candidato, aunque, hay acabe habiendo o no primarias, el criterio de Puigdemont a la hora de decantar la balanza puede acabar siendo decisivo.

 

Roger Mateos es politólogo y periodista. Jefe de Política de la Agencia EFE en Cataluña (@roger_mateos)

Más información sobre el libro en nuestra web.

Entrevista realizada por Marina Isun, consultora de comunicación (@marinaisun)

Foto de Nació Digital