Un día antes de la indagatoria

2001-06-06 - Carlos Saúl Menem


Yo no abandono mi patria. No abandono mi tierra. Yo no soy culpable. Yo tengo la seguridad absoluta, pese a todas las difamaciones que no soy culpable de nada y que mi libertad en la República Argentina está garantizada porque creo en la justicia, creo en la libertad y creo en mi pueblo.

En la mañana ya se habían dado versiones que pueden impactar en la opinión pública. Desde hace años, desde que lo conozco, mi médico personal va todas las mañanas a verme.

Bastó eso para que se difundiera en todos los medios posibles que yo estaba enfermo y que me iban a internar. Estas cosas nos hacen mal. Es una desinformación actual.

Cuando llegué aquí me dijeron que en unas horas más me detendrían. Tuvo que salir el juez a desmentir esta versión absurda y antojadiza.

Ya se había fijado mi declaración indagatoria. Y aquí estoy presente para hablar mañana con el señor juez mañana y decir la verdad. Yo no di un solo paso durante los años como gobernador y como presidente (...) pero la capacidad de juzgar queda en el ámbito del señor juez, a quien yo respeto y quien, en alguna oportunidad, me felicitó por sacar del secreto a los decretos que venían dándose desde hace muchos años en este tipo de comercio sensitivo que son las armas.

Todo fue legal. Nada absolutamente contra la ley. Todos los organismos del Estado intervinieron para ver que todo estaba bien. Los demás es puro cuento. La verdad está en el expediente y a esa la va a manejar el juez. Y por supuesto, mañana daré la versión exacta de los hechos.

Yo quiero además solidarizarme con mis ex ministros y con el General Balza que hoy fue detenido. Pero de todos modos, lo más importante es que estoy con el ánimo íntegro, fuerte para integrar como un hombre común a la justicia. Hay que terminar con estas versiones, hay que dejar de hablar de corrupción, que tanto daño le hace a la Argentina.

Tengan la certeza que jamás hice algo en contra de mi pueblo. Yo jamás delinquí. Estoy tranquilo con mi conciencia.