Aceptación de la derrota electoral

2011-11-20 - Alfredo Pérez Rubalcaba


El escrutinio de los votos indica que el Partido Popular ha ganado ampliamente las elecciones generales y le corresponderá, pues, la tarea de gobierno.

Personalmente y en nombre del Partido Socialista felicito al Partido Popular por esta victoria. He hablado con Mariano Rajoy para transmitirle esta misma felicitación y desearle suerte en la importante responsabilidad que va a asumir.

Hay que valorar positivamente la participación en estas elecciones. Casi un 72%, que supone aproximadamente 24.5 millones de votantes; es un dato que habla una vez más de la fortaleza de la democracia en la sociedad española.

El Partido Socialista no ha tenido un buen resultado. Hemos perdido claramente las elecciones. Aun así, hemos recibido hoy la confianza y el voto de 7 millones de ciudadanos. Nos han dado este apoyo en unas circunstancias especialmente difíciles para la sociedad española y para quienes hemos tenido la responsabilidad de gobernar durante los años de la peor crisis económica que hemos conocido.

Agradecemos extraordinariamente este apoyo, que tiene un enorme significado para nosotros. Lo agradezco de corazón. Y les puedo asegurar que estaremos a la altura de esta confianza.

Los ciudadanos han decidido que los socialistas pasemos a liderar la oposición y así lo vamos a hacer. Lo haremos de acuerdo a nuestra identidad política, a nuestros valores y a nuestras convicciones; al sentido de la responsabilidad y al compromiso con el interés general de España que siempre hemos demostrado.

Vamos a trabajar con todas nuestras fuerzas para conseguir la recuperación de la economía y el empleo.

Vamos a defender con todas nuestras fuerzas que la lucha contra la crisis no signifique una pérdida de los derechos y de las seguridades básicas que hemos conquistado a lo largo de años de esfuerzo y que cohesionan a nuestra sociedad y protegen a todos los españoles.

Vamos a defender, pues, los servicios públicos universales, la igualdad entre hombres y mujeres y todas nuestras libertades y nuestros derechos civiles.

Y defenderemos dentro y fuera de España que Europa esté a la altura de las difíciles circunstancias que estamos viviendo. Un proyecto europeo que refuerce la unidad, que responda con rapidez y eficacia al desafío de la crisis, que profundice el compromiso de la solidaridad y que adopte las decisiones que necesitamos para impulsar el crecimiento.

El PSOE tiene un profundo arraigo en la sociedad española, una gran solidez institucional, y una vocación permanente de representar a la mayoría. Con ese bagaje hoy afrontamos esta nueva etapa de nuestra historia e iniciamos el camino para recuperar la mayoría política y social.

He transmitido al Secretario General mi convicción de que es preciso convocar un Congreso ordinario que debería celebrarse lo antes posible dentro de los plazos que señalan nuestros Estatutos.

En este momento, quiero recordar, reconocer y agradecer de forma muy personal el gran esfuerzo que en esta campaña han hecho los militantes del PSOE, los trabajadores de la casa y los interventores y apoderados que en este momento todavía siguen trabajando en las mesas. A todos los que me rodeáis esta noche, a mi equipo. Muchísimas gracias de corazón.